Lolitas Restaurant

Donde se aprecia la buena comida

Los mejores trucos de cocina

Para muchas personas cocinar es un auténtico placer dado que se asegura que resulta hasta relajante. A mi me encanta hacer recetas con fondue, pues me parece super original. Hacer una buena comida o una cena sin tensión ni prisa es sinónimo de hacerla con cariño y seguro que saldrá estupenda, pero sobre todo si se acompaña con algunos trucos de cocina para hacerlos.

En esta entrada te proponemos unos cuantos para que puedas ponerlos en marcha cuando tengas que cocinar.

Los mejores trucos de cocina

Trucos de cocina para todos

Imagínate que estás cocinando un buen guiso y se te ha quemado. ¿Qué vas a hacer, tirarlo? No. En caso de que se te queme, lo que debes hacer es cambiar todo el guiso a una nueva cazuela e introduciremos dos patatas peladas y partidas por la mitad.

La razón es sencilla, la patata tiene la capacidad de absorber diferentes sabores, entre ellos la sal y el sabor a quemado. Para ello hay que meter toda la patata dentro sin encender el fuego, dejarlas unos 20 minutos y después retirarlas para continuar con el guiso.

Para que la tortilla de patatas quede mucho más jugosa tienes un truco muy especial. Cuando estés batiendo los huevos puedes incorporar media cucharadita de levadura en polvo y un poco de leche, verás qué resultado.

En cambio, si lo que te gusta de la tortilla es que te quede blandita pero no te gusta que quede el huevo medio crudo, lo que puedes hacer es echar una rebajada de pan de molde sin corteza hecha migas cuando eches las patatas fritas al huevo .¡Verás qué diferencia!

Para que no lloremos cuando estemos pelando la cebolla lo mejor es utilizar un cuchillo muy afilado. De lo contrario, aunque estemos cortando la cebolla también la estaremos aplastando, lo que hará que se liberen las enzimas que nos hacen llorar.

Otra alternativa es poner la cebolla bajo el agua del grifo mientras la picamos o incluso meterla durante unos 10 minutos en el congelador. Esto hará que esas enzimas tarden más en actuar y podremos pelar la cebolla sin llanto.

Si quieres que no te huelan las manos cuando piques el ajo, lo que debes hacer es picarlo como lo harías normalmente pero a la hora de lavarte las manos, lo que no debes hacer es frotarlas, simplemente dejar que el agua corra por las manos. Esto hará que el olor no se impregne. Algo mejor es meter los ajos pelados en un picador especial.

Como ya sabes, todas las frutas y verduras, cuando se cortan se oxidan en muy poco tiempo. Si eres un aficionado a la lechuga, seguro que habrás visto cómo se estropea al poco tiempo de tenerla cortada.

Si quieres que dure más, lo que tendrás que hacer es meter toda la lechuga cortada en un recipiente hermético como un tupperware o una bolsa con cierre zip, añadirle dos trozos de pan del día anterior, sobre todo que esté seco. Comprobarás que la lechuga te durará más tiempo en el mejor estado posible.

¿Conocías estos sencillos trucos?