Lolitas Restaurant

Donde se aprecia la buena comida

Receta de tarta de queso

La tarta de queso, al igual que las recetas de tartasacher.com.es, es uno de los postres caseros que más suele gustar a toda la familia por el delicioso sabor que tiene y sobre todo porque es muy fácil de hacer. Si aún no sabes cómo hacer esta sencilla tarta de queso, no puedes de dejar de leer porque te vamos a dar su receta.

Ingredientes de la tarta de queso

Para elaborar este delicioso postre no hay que ser un chef, solamente necesitamos tener un poco de paciencia, las herramientas necesarias y estos ingredientes:

Receta de tarta de queso
  • 500 mililitros de nata líquida (especial para postres)
  • 350 gramos de queso en crema.
  • 275 gramos de galletas.
  • 125 gramos de mantequilla sin sal.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 4 láminas de gelatina sin sabor.
  • Mermelada para decorar (sabor opcional)

Modo de elaboración

Antes de comenzar, debemos recomendar un molde de entre 22 y 26 centímetros, pero que sea desmontable, para que a la hora de desmoldar nos quede la tarta intacta y luzca el mejor aspecto.

Comenzaremos preparando la base de la tarta y lo que haremos será meter todas las galletas en una bolsa y las trituraremos pasándoles un rodillo de amasar por encima. Si contamos con una batidora o un buen robot de cocina las trituraremos hasta que queden muy finas.

En este caso, una buena idea es utilizar galletas “secas” como las Digestive o Chiquilín, para que quede una base más compacta.

Cuando las tengamos completamente reducidas añadiremos la mantequilla, que deberemos tenerla a temperatura ambiente para que se mezcle mejor. Pondremos las varillas a la batidora y lo mezclaremos todo hasta que quede una masa homogénea.

Esa masa la pondremos en el fondo del molde como base, preocupándonos de extenderla bien y que quede uniforme por toda la superficie. Cuando lo hayamos hecho, lo meteremos en la nevera durante una media hora aproximadamente.

Mientras se compacta pondremos las gelatinas en remojo para que se hidraten. En una cacerola echaremos la nata, el queso crema y el azúcar, lo pondremos todo a fuego medio y lo removeremos poco a poco para que todo se vaya mezclando correctamente y controlaremos que no se pegue.

Cuando la gelatina esté bien hidratada ya estará lista para agregar a la cacerola. Lo seguiremos removiendo todo para que los ingredientes se integren, pero sin dejar que hiervan. Una vez esté listo lo dejaremos reposar durante unos minutos.

El siguiente paso será sacar el molde de la nevera con la base que hemos creado con la mantequilla y las galletas y echaremos encima el contenido de la cacerola.

Esperaremos a que adquiera temperatura ambiente y lo meteremos todo en la nevera unas 7 horas. En este caso, lo recomendable es dejarla de un día para otro, quedarán todos los ingredientes más integrados.

Cuando saquemos la tarta, podemos echarle por encima la mermelada que hayamos elegido, aunque las más comunes son las de frutos del bosque, arándanos o fresa dado que con su toque de acidez aportan un sabor delicioso.

Si queremos que tenga un mejor aspecto, podremos ponerle trozos de fresa o del fruto que hayamos elegido para la mermelada. Ahora ya solo queda desmoldar, poner en una bandeja, cortarla y servirla, así de sencilla.

En el blog carmina en la cocina tienes más recetas de postres.